Profesorado

Proponemos una serie de medidas conducentes a la recuperación de la plantilla de profesorado y, lo que es todavía más importante, que ésta recupere el entusiasmo, el orgullo y la plena ilusión por hacer bien su trabajo.

A) Para todo el profesorado

  1. Apuesta por las personas y no por las infraestructuras ajenas. La situación actual de la plantilla requiere que las inversiones presupuestarias se centren en la mejora de la impartición de la docencia y las condiciones de trabajo del profesorado universitario. Por eso renegociaremos las condiciones de administración de los recursos del presupuesto, para volcar las prioridades de inversión en las personas y no en infraestructuras ajenas. Nuestra prioridad son y serán siempre las personas que conforman la comunidad universitaria.
  2. Estabilización y promoción de la plantilla basadas en criterios justos y transparentes. Buena parte del profesorado se encuentra desmotivado, concretamente el profesorado contratado ha sufrido la carencia de estabilidad y la falta de promoción. Consideramos imprescindible terminar con esta situación, mediante la puesta en marcha de una serie de medidas cuyas normativas particulares se consensuarán con los colectivos afectados, generando previsibilidad sobre los requisitos y la temporalidad de los procesos de transformación. Continuaremos, por tanto, con los procesos de promoción y estabilización, pero haciéndolo con criterios justos y transparentes consensuados con los colectivos afectados, generando previsibilidad sobre los requisitos y la temporalidad de los procesos. No se excluirá de la promoción a nadie con criterios de dudosa legalidad. Nunca más se requerirán acreditaciones superiores a las de la plaza requerida y se defenderá la eliminación de todas las restricciones de la tasa de reposición.
  3. Cálculo realista de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del profesorado. Las proyecciones para el cálculo de la RPT en cada área de conocimiento, debe hacerse sobre premisas que tengan en cuenta aquellos parámetros con mayor influencia en la evolución de la plantilla. A tales efectos se tendrá en cuenta prioritariamente: la previsión de las jubilaciones en un periodo de cinco años de profesorado funcionario, el número de contratos de profesorado no funcionario acreditados para contratado doctor o titular de universidad y la proyección real de las necesidades docentes e investigadoras.
  4. Renovación generacional de la plantilla mediante la creación de entre 300 y 500 plazas de apoyo a las actividades docentes, investigadoras y de gestión. La plantilla de la USAL presenta un excesivo envejecimiento, con una edad media del profesorado superior a los 50 años. A efectos de su renovación, debe considerarse que el periodo mínimo de formación de un profesor universitario es de 5-6 años, contando la formación pre y Postdoctoral. Consecuentemente, ese debería ser el periodo a considerar en el cálculo de jubilaciones y de estructura de la plantilla en las distintas áreas de conocimiento. Las medidas prioritarias a adoptar, con el fin de conseguir un progresivo rejuvenecimiento de la plantilla de la USAL, será la puesta en marcha de un plan de dotación de plazas enfocado hacia las áreas de conocimiento con deficiencias de plantilla (Ayudantes Doctor) y hacia los GIR con mejores capacidades de formación de jóvenes investigadores (Ayudantes no Doctores). Este plan se complementará con figuras específicas para los centros e institutos de investigación.
  5. Captación y recuperación el talento. El reconocimiento de la valía de los estudiantes y el personal en formación de nuestra Universidad ,debe combinar tanto el mantenimiento como la captación del talento. A tal fin es necesario ajustar los criterios de tal manera que, aún permitiendo la promoción interna, no limiten la captación de talento externo. Así, se considerarán méritos preferentes las relaciones contractuales previas no sólo con la USAL, sino con universidades y centros de investigación de prestigio similar o superior, en cumplimiento estricto de la LOU. Asimismo, se promoverá que el profesorado en formación consiga plazas permanentes o de funcionario en convocatorias competitivas en las cuales deba demostrar necesariamente su valía y conocimientos.
  6. Impulso del Personal docente e investigador en formación. El rejuvenecimiento de la plantilla de PDI requiere apoyar a los jóvenes profesores y profesoras para que puedan desarrollar una carrera académica sólida. A tal fin, se pondrán en marcha medidas concretas para facilitar el acceso a recursos docentes e investigadores, estimular el uso de tecnologías on-line, cursos específicos para el aprendizaje de nuevos métodos docentes y programas de estancias cortas en otras universidades y centros de investigación para el aprendizaje de técnicas relevantes para sus líneas de investigación, la docencia de asignaturas o la gestión académica. Aspiramos a que el PDI formado en la USAL, no sólo cuente con un buen curriculum investigador, sino también con la mejor calidad docente posible. Apoyaremos a este profesorado mediante un Programa Propio de “cantera”.
  7. Flexibilización de las condiciones de adscripción del profesorado y permanencia en la plantilla. Facilitaremos la colaboración docente e investigadora entre profesores de distintos centros e institutos de investigación, eliminando las actuales trabas administrativas. Facilitaremos también la continuidad de aquellos profesores que estando en condiciones de jubilación quieran continuar su actividad académica, sobre todo en aquellos casos en los que colaboren activamente con grupos de prestigio (GIRs y UICs).
  8. Reducción de la burocracia y apoyo a la gestión de docencia e investigación. La progresiva implantación de procedimientos informáticos y telemáticos, lejos de reducir los procedimientos administrativos ha conducido a un incremento de los mismos, generando una administración paralela en soportes papel y electrónico. Adicionalmente, cada Servicio universitario suele exigir para cada gestión datos y documentos ya presentes en otros servicios. Este abuso administrativo desmotiva al profesorado debido a la sobrecarga de gestiones rutinarias y repetitivas. Proponemos una seria de medidas encaminadas a reducir todo lo posible aquellos procedimientos más tediosos: el formateo automático de datos personales, de modo que los mismos se cumplimenten automáticamente cuando se rellene un impreso interno; el volcado de datos del CVN a formatos especiales de CV y las bases internas de la Universidad (Universitas XXI); la agilización de la tramitación de facturas para facilitar la gestión de los proyectos a los IPs; facilitar el uso de la firma electrónica, con el fin de acelerar las comunicaciones entre distintos órganos y servicios universitarios; incrementar la dotación de personal de la Agencia de Gestión de la Investigación, etc.,
  9. Modificación de la CDI para valorar justamente el esfuerzo académico, la carga real de trabajo e incentivar la actividad del PDI. El cálculo actual de la CDI resulta injusto para la actividad del profesorado, ya que minusvalora o directamente obvia el cómputo de actividades que requieren de una importante dedicación en tiempo y esfuerzo. Si queremos conocer la carga real de trabajo, se debe modificar el cómputo de algunas actividades y asignar valor a otras. Así, se incrementará el periodo de cómputo de dirección de tesis doctorales de dos a tres años; se valorará la dirección de TFGs y TFMs, con especial atención a aquéllos de tipo experimental; se valorarán adecuadamente las publicaciones en revistas de impacto y/o prestigio en cada área y la publicación de libros; y se realizará una valoración especial de la docencia de nuevas asignaturas, nuevas titulaciones y especialmente si se deben realizar en otro idioma. La adecuación de la impartición de conocimientos a los cambios demandados por la sociedad, se lleva a cabo mediante cambios en los planes de estudio cuya consecuencia práctica es la puesta en marcha de nuevas asignaturas y titulaciones. El profesorado que acepta este desafío debe de contar con un reconocimiento especial del esfuerzo extraordinario realizado.
  10. Reconocimiento de la docencia. Tan importante como la investigación es la docencia, que debe por tanto ser igualmente reconocida con premios e incentivos a la mejor labor docente.
  11. Reconocimiento del trabajo. Deben multiplicarse los incentivos a la calidad docente e investigadora potenciando la visibilidad de todos los esfuerzos del Personal Docente e Investigador, que protagonizará la web.
  12. Cursos de formación sobre bibliometría. Ofertaremos cursos específicos dirigidos a potenciar todas las capacidades de investigación a fin de obtener la acreditación a las diferentes figuras docentes y los correspondientes sexenios.
  13. Cursos formativos en enseñanza on line. Cada vez son más los cursos que requieren formación para realizar los tutoriales y elaborar las herramientas para la docencia on line. Es obligación de la USAL formar a los docentes en esta materia y esa es una tarea que también asumiremos.
  14. Garantizaremos el acceso a centros y espacios de investigación. Ha de posibilitarse el acceso en todo momento a los centros y espacios de investigación, respetando las condiciones de trabajo del personal y favoreciendo la flexibilidad de los horarios y la total disponibilidad de los recursos necesarios.
  15. Apoyo y promoción de los PTEUs. Apoyaremos y promocionaremos a los PTEUs para que logren el sexenio y promuevan a titulares de universidad, cuando así lo deseen, respetándoles en todo caso los 24 ECTS de actividad docente.

 

B) Medidas específicas para PDI Laboral

  1. Negociación colectiva. Convocaremos la negociación colectiva para la mejora de las tablas salariales de ayudantes, ayudantes doctores y profesores contratados doctores.
  2. Tramos de investigación. Reconoceremos el 100% de sus tramos de investigación.
  3. Reconocimiento de quinquenios y méritos de gestión. El profesorado en régimen laboral debe tener los mismos derechos que el profesorado funcionario, por eso les reconoceremos todos sus quinquenios y méritos de gestión.
  4. Medidas especiales de apoyo a su formación, financiación de estancias y asistencias a congresos. Crearemos medidas especiales de apoyo, financiación de estancias y asistencias a congresos, porque la Universidad debe apoyar especialmente a su profesorado joven.
  5. Inversión en cualificación extraordinaria de ayudantes doctores. El futuro de la Universidad será excelente si invertimos muchos más recursos en ell@s. Invertiremos, por tanto, en la cualificación extraordinaria de los ayudantes doctores y les apoyaremos a lo largo de su trayectoria académica, facilitando que accedan a proyectos de todo tipo.