Por una Universidad Diversa e Inclusiva

A) Compromiso con los derechos humanos y la diversidad

  1. Potenciación de la figura del Defensor del universitario. Potenciaremos la Oficina del Defensor del Universitario como órgano independiente de garantía de los derechos de todas las personas de la Comunidad universitaria, situándolo en el nivel que se encuentra en otras universidades. 
  2. Refuerzo del Servicio de Asuntos Sociales (SAS). Reforzaremos el Servicio de Asuntos Sociales aumentando sus capacidades y visibilidad institucional.
  3. Respeto a la diversidad. La USAL promoverá un plan plurianual para garantizar el respeto a la diversidad de los miembros de la comunidad universitaria. Se desarrollará un una política institucional de compromiso con la diversidad, con una apuesta firme desde lugares clave (ej. Plan Estratégico).

 

B) Apuesta por la inclusión de las personas con discapacidad 

  1. Políticas de inclusión. La USAL debe apostar por políticas de inclusión abriendo sus puertas a poblaciones tradicionalmente excluidas con programas adaptados (ej. Título Propio para personas con discapacidad intelectual), con el apoyo de asociaciones y entidades sin ánimo de lucro.
  2. Formación y sensibilización de la plantilla. La única vía posible para que se trate bien con la discapacidad, es que las personas pierdan el miedo y conozcan la problemática. La acciones concretas en forma de cursos no llega a todos. Es precisa la formación por distintas vías (presencial y no presencial) y acciones puntuales de sensibilización y de aprendizaje de cómo hacer cosas sencillas, que los documentos digitales sean más accesibles, cómo no confundir los objetivos de una asignatura con los medios para alcanzarlos, etc., Que la USAL sea una universidad inclusiva depende de todos los que trabajamos y estudiamos en ella.
  3. Personas del PDI y PAS con discapacidad. Ajustaremos en lo posible las tareas y horarios de las personas con discapacidad que trabajan en nuestra universidad en función de sus concretas circunstancias.
  4. Educación inclusiva. Mejora de la Calidad y la efectividad de la Docencia a través de intervenciones Innovadoras y de Buenas Prácticas Docentes en relación la Educación Inclusiva de la Universidad de Salamanca.
  5. Comité consultivo de discapacidad. Creación de un comité consultivo de discapacidad, de carácter transversal, en el que también estén representados estudiantes con discapacidad. Este comité, además de proponer y participar en las iniciativas correspondientes, velaría por la efectiva inclusión de todas las personas en la USAL, sirviendo de canal de denuncia de las carencias y anomalías detectadas (lugares no accesibles, carencia de subtítulos en TV-USAL, etc.).
  6. Servicio de atención de la discapacidad. Las especiales características de este sector de la población, requiere de la creación de un servicio específico de atención a la discapacidad, en colaboración con el INICO, y con un responsable que sólo se encargue de este servicio y no de los asuntos sociales en general. Refuerzo del actual servicio con más personal cualificado y una redefinición del trabajo y de la documentación del proceso (adaptación curricular, custodia de datos sensibles, contratos entre estudiantes y profesores para grabación de clases, etc.). Todo ello acompañado del apoyo de otros servicios de la USAL que si no existen deberían crearse (accesibilidad a documentos digitales, asesoría en temas de metodología docente, plataformas de aprendizaje, etc.)
  7. Información institucional sobre discapacidad. Por supuesto se requiere reunir y completar toda la información de carácter institucional respecto a la atención a la diversidad, de modo que un estudiante con discapacidad pueda conocer que adaptaciones curriculares no significativas estarán disponibles si estudia en una facultad determinada, si su facultad es totalmente accesible, etc.,.
  8. Accesibilidad. Apostaremos por la accesibilidad completa de todos nuestros edificios y espacios potenciando un Plan General de Accesibilidad. Empezaremos, como no podía ser de otra manera, por instalar un ascensor en el propio Servicio de Asuntos Sociales.

 

C) Acciones frente al acoso y la discriminación del colectivo LGTBI

  1. Unidad de diversidad sexual. Se creará una unidad de diversidad sexual dentro de la nueva Oficina Abierta, que ofrecerá, en colaboración con el SAS y otros servicios universitarios, atención e información específica para el colectivo LGTBI
  2. Protocolo contra el acoso y la discriminación por razón de orientación sexual. Se velará por evitar situaciones de homofobia que atenten contra la dignidad de las personas LGTBI. Para ello se promoverán protocolos para la detección y rápida actuación contra el acoso y la discriminación por razón de orientación sexual, siguiendo las líneas del protocolo “abrazar la diversidad” impulsado desde la Administración general del Estado.
  3. Concienciación y formación. Se promoverán campañas de concienciación y formación especializada, en colaboración con los colectivos LGTBI de la USAL. Se reforzarán las campañas ya existentes para la concienciación en el desarrollo de prácticas sexuales seguras.
  4. Inclusión de la realidad LGTBI en los planes de estudio. Se apostará por la inclusión de la realidad LGTBI en los currícula de la universidad en carreras como sociología, psicología, educación o cualquier otra.
  5. Protocolos para el cambio de nombre. La Universidad adaptará sus protocolos administrativos para permitir que las personas transexuales cambien con facilidad su nombre