Lo que sí haremos y lo que no haremos

Lo que SÍ haremos. Nuestro compromiso con vosotr@s

  1. Invertiremos en las personas por encima de las cifras y los nuevos edificios. Nuestra Universidad invertirá mucho más en el personal y los estudiantes que en ladrillos.
  2. Desprecarizaremos la plantilla y la reforzaremos con profesorado y PAS joven. Contrataremos entre 300 y 500 nuevos profesores jóvenes y recuperaremos también la plantilla de PAS.
  3. Modificaremos el documento CDI para que todas las tareas computen reconociendo el trabajo. Todas las labores docentes, investigadoras y de gestión será tenidas en cuenta en su verdadera dedicación horaria.
  4. Realizaremos el derecho a la promoción en condiciones objetivas y fiables. Cada acreditad@ sabrá con certeza el tiempo que habrá de esperar para poder acceder a la promoción a la que tiene derecho.
  5. Apoyaremos económicamente a los estudiantes que lo requieran. No permitiremos que en la USAL haya un solo alumno que no puede estudiar por problemas económicos.
  6. Mantendremos y mejoraremos las condiciones de trabajo y promoción del Personal de Administración y Servicios. Garantizaremos la conciliación, la formación, la carrera administrativa y la acción social. 
  7. Propondremos reformas en los estatutos para que colectivos de profesores, investigadores y trabajadores de la USAL infrarrepresentados tengan una representación proporcional. También modificaremos la composición de las comisiones delegadas del Consejo de Gobierno, para dar participación a todos los sectores afectados por sus decisiones en las mismas.
  8. Demostraremos realmente que la Universidad está decidida a asumir un compromiso de defensa del medio ambiente y lucha contra el cambio climático. Realizaremos los cambios necesarios en la gestión energética y las infraestructuras para impulsar la sostenibilidad.
  9. Promoveremos mucho más que hasta ahora el deporte universitario. El fortalecimiento de los valores del esfuerzo, el trabajo en equipo y la perseverancia serán señales de identidad de la USAL.
  10. Daremos participación en todas las actividades a toda la Comunidad. El VIII Centenario ha de ser de todos, no sólo de unos pocos. Tod@s los universitari@s tienen derecho a sentirse implicados en la celebración.
  11. Garantizaremos una gestión mucho más transparente. Se podrá conocer el destino de cada euro gastado en la Universidad y de cada minuto de tiempo dedicado por las personas del equipo de gobierno para hacer realidad este programa.

Lo que NO haremos. Nuestro compromiso ético de gestión.  

  1. NO participaremos en decisiones en las que tengamos intereses personales. Siempre nos abstendremos de beneficiarnos a nosotros mismos. El deber de abstención debe cumplirse más escrupulosamente en la Universidad.
  2. NO priorizaremos nuestros proyectos en lugar de los de los compañeros. El éxito de una iniciativa no debe depender de si alguien en el rectorado toma interés por ella.
  3. NO dejaremos de escuchar a quienes lo requieran. Tod@s los integrantes de la comunidad universitaria tienen igual derecho a ser recibidos por el responsable que corresponda en cada caso. La agenda del Rector y l@s vicerrector@s será transparente.
  4. NO entraremos en conflictos de intereses con empresas privadas. Nunca seremos accionistas ni tendremos relación con empresas contratistas de la Universidad. Respetaremos el régimen de incompatibilidades.
  5. NO desatenderemos la interlocución con los estudiantes. La Universidad debe ser siempre participativa por todos los que la integran y entre ellos por supuesto están los estudiantes cuyas opiniones e iniciativas nos importan y mucho.
  6. NO fijaremos los criterios de promoción o convocatoria de plazas previa simulación de sus resultados. Los procesos de promoción deben ser siempre objetivos y transparentes sin que respondan a unos intereses concretos.
  7. NO interrumpiremos las negociaciones con los órganos de representación. Como representantes de los diferentes colectivos, nunca se frenarán las negociaciones con ellos.
  8. NO fusionaremos centros o departamentos en contra del criterio de sus órganos de gobierno. Deben ser las propias estructuras académicas las que señalen las oportunidades organizativas. No deben fusionarse sólo para ahorrar.
  9. NO aceptaremos medidas impuestas desde fuera que perjudiquen gravemente a la Universidad sin recurrirlas.
  10. NO gestionaremos a la baja contratos muy importantes para el bienestar de la Comunidad (calefacción, limpieza, comedores universitarios). Protegeremos así también al personal de estos servicios que, como todos, merece sueldos y condiciones de trabajo dignas.