Contactar: ricardo@ricardorivero.es - Facultad de Derecho - Despacho 260 - Teléfono: +34 923 294441 (Ext. 1669)


 

El Claustro de la Universidad de Salamanca refleja un número cada vez menor de personas de nuestra Comunidad. Si no se cierran los ojos a la realidad, hay datos que demuestran la pérdida de miles de estudiantes y cientos de compañeros, tanto del personal docente e investigador (PDI) como del personal de administración y servicios (PAS).

Según los datos del Ministerio de Educación, nuestra Universidad ha perdido un doce por ciento de sus estudiantes en los últimos ocho años, mientras que el sistema universitario en su conjunto ganaba un seis y medio por ciento. Pueden darse muchas explicaciones a esta situación, pero no es aceptable cerrar los ojos y eludir las medidas para corregirla.

En los últimos años también se observa una reducción de los tiempos de duración de los claustros, su convocatoria en fechas poco propicias para la participación de los representantes y la falta de estímulo para del debate crítico. La rendición de cuentas que puede y debe pedirse al equipo de gobierno se minimiza de este sutil modo.

 Nuestros estatutos definen el Claustro como el “máximo órgano de representación de la Comunidad Universitaria”. Si es así, ¿por qué entonces casi nadie habla, salvo el Rector? ¿cuáles son las causas de que se cuenten con los dedos de una mano, o menos, el número de intervenciones de los claustrales? Solo dos en el último celebrado.

Quienes hemos conocido memorables sesiones claustrales, sabemos que no siempre fue así. La tradición de ejercer el derecho a pedir explicaciones al Rector y a sus vicerrectores sobre su gestión de la Universidad siempre ha sido fuerte en el Estudio salmantino. Nunca se habían desvitalizado tanto los debates en la institución como ahora.

 Recuperar  nuestras capacidades es posible. Así como podemos atraer a miles de estudiantes si cambiamos las políticas de los últimos años, también puede renacer la fuente original de la autonomía: una Comunidad motivada en torno a la Universidad. Miles de personas unidas por el verdadero espíritu universitario.

 

Comentario (6) Impresiones: 906