Contactar: ricardo@ricardorivero.es - Facultad de Derecho - Despacho 260 - Teléfono: +34 923 294441 (Ext. 1669)


 ¿Cómo evitar la corrupción? Resolver correctamente esta pregunta es clave para proteger la calidad democrática y el progreso de muchos países. Aunque se han aprobado medidas legales en los últimos años, los escándalos siguen alarmando a la opinión pública.

 El caso más llamativo hoy es el de Odebrecht, la constructora brasileña que sobornó a cargos políticos de todo el continente. Muchos jueces audaces y fiscales competentes se están esforzando en investigar las culpas por tanta delincuencia y tanto enriquecimiento ilícito. 

 Es necesario depurar las responsabilidades, encarcelar a los corruptos y obligarles a que paguen con su patrimonio. También es fundamental pensar en técnicas que prevengan estas conductas, más eficaces que las aplicadas hasta ahora.

 Así paso los últimos días de agosto, impartiendo una capacitación en San José de Costa Rica para asesores legales de numerosos organismos del Estado, en el marco de un proyecto financiado por el Banco Interamericano de desarrollo para la Contraloría General.

 La Contraloría General de la República de Costa Rica es una institución ejemplar por sus contribuciones a la buena administración.  En una de las democracias más estables de América, fiscaliza la correcta ejecución del gasto público con absoluta independencia.

 Frente a los riesgos de corrupción, la Contraloría está desplegando toda una serie de propuestas normativas y administrativas, para evitar malas prácticas. Además de las clásicas auditorías, tramita procedimientos de responsabilidad y participa en programas educativos en probidad.

 Invertir en formación en todos los niveles es imprescindible. Para la lucha contra la corrupción, necesitamos formar a los funcionarios en avanzadas técnicas de control, así como darles a conocer los mecanismos jurídicos más efectivos.

 

Comentario (4) Impresiones: 149